Fue un gustazo follar con mi suegra gorda

Tengo una suegra gorda que no para de tentarme cada vez que voy a visitarla. Yo me resisto todo lo que puedo, pero un día no pude más y fui a por sus carnes, hasta follármela sin piedad y disfrutar de esas grasas cabalgando sobre mí.