Hago una pausa para dejar que mi hijastro me folle sobre la mesa

Trabajo desde casa y la verdad es que es un puntazo, ya que cuando quiero descansar o hacer una pausa, simplemente dejo el ordenador y me relajo con lo que sea. Hoy lo hice con mi joven hijastro, con el que comencé a charlar gratamente en medio del salón. Pero al final me animé a hacer algo más morboso, así que comencé a besarle y al final, terminé abriéndome de piernas sobre la mesa para disfrutar de su rabo toda la tarde.