Interrumpe la siesta de su tía para pajearle el coño en la cama

Tras pasar el día con su tía, esta jovencita vio como la señora se relajaba con una buena siesta y decidió aprovechar el momento para juguetear con ella. La chica echó mano de su dildo y empezó a masturbarla, hasta que abrió los ojos por el gustazo que le estaba provocando. Ella no se esperaba esa situación, pero al final le siguió la corriente a su sobrinita, hasta disfrutar de una follada lésbica juntas.