La zorra de su hija logró tentarle para que le metiese la polla

Un día desayunando, este tipo fue a ayudar a su hija Jill Kassidy a recoger los platos, hasta tener un momento a solas que la muy zorra aprovechó para chupársela. Intentó disimilar, ya que a la mesa aun estaban su mujer y su hijo. Pensó que fue un calentón repentino y quiso quitarle importancia, hasta que un día se la encontró desnuda en el sofá y ya no pudo más. Fue a por su coño y acabó dándole a probar su polla, en una follada que la joven disfrutó y que acabó con su querido padre corriéndose en su cara.