Le pedimos a nuestro primo un trío casero

Tanto ver porno nos ha convertido a mi hermana y a mí en unas zorras. Tanto es así, que ahora buscamos a un chico con el que montarnos un trío casero y, como tenemos mucha confianza con nuestro primo, hemos ido a verle para comentárselo. No parece haberlo dudado demasiado y en seguida, terminamos los tres en su cama follando toda la tarde y probando algo nuevo y muy placentero juntos.