Lección de sexo duro junto al salido de mi abuelo en el sofá

Mi chico y yo visitamos a mi abuelo y cuando me quedé a solas con él, le comenté que tenía problemas en la cama. En plan broma, él se ofreció para darme unas lecciones de sexo duro y poder complacerle cuando estuviésemos hacerlo. Pero yo me lo tomé muy en serio su comentario y tras ver como me metía mano, me quité la ropa y le dejé meterle su polla arrugada. Fue toda una pasada y disfruté como nunca… aunque luego mi novio nos acabó pillando de lleno.