La llamada de su hermanastra le llevó a su cama para follársela

Mientras estaba tranquilo en el sofá, este tipo recibió una llamada de su hermanastra, que quería verle en su cuarto. No tenía claro para que lo quería, pero estaba casi seguro que sería para hacerle algún tipo de favor.
Estaba en lo cierto, pero en este caso no se trataba de trataba de llevarla a algún sitio o de salir a comprarle algo. Lo que quería esta golfilla era pasar un buen rato saboreando su rabo y cuando se lo dijo, el chaval no dudó en seguirle el juego.