Madre e hija latinas quisieron mi polla

Ya estaba en situación con mi chica, hasta que de repente, apareció su madre y nos pilló in fraganti. Pero me sorprendió que la señora no se enfadase, es más, quiso unirse a los dos y la verdad es que me quedé de piedra. Incluso a mi novia le pareció bien y al final, pude gozar de dos sexys latinas que luchaban por mi rabo, mi chica y su imponente madre.