Mando mensajes a mi cuñado y le convenzo para que me folle

Estaba aburrida en casa y por entretenerme, empecé a mandarle mensajes a mi cuñado con el que me llevo muy bien. El tono de la conversación subió de repente y yo, decidí mandarle una foto de mi coño al desnudo. Al final le dejé venirse a casa y a solas en la cama, terminamos enrollándonos y follando como animales, hasta que acabó el polvo rellenándome el coñito.