Menudas comidas de coño hace mi abuelo

Ya he probado en múltiples ocasiones a lengua de un hombre en mi clítoris, pero tras muchas comidas de coño, puedo decir que cuando más he disfrutado ha sido junto a mi abuelo. Y es que a pesar de su edad, su experiencia en el sexo oral es ilimitada y el otro día, pude comprobarlo en mis propias carnes.