Merienda el coño depilado de su querida hijastra en la cocina

Cuando tuvo el coño depilado de su hijastra a tiro, este tipo no se pudo resistir. La chavala había bajado a la cocina para tomarse la merienda, pero lo que se llevó a la boca fue el pollón de su padrastro. Y es que entre los dos siempre había existido una cierta atracción y esa tarde, saltó por los aires. Los dos aprovecharon muy bien el tiempo y como vemos, ella terminó gimiendo a cuatro patas mientras el marido de su madre la embestía.