Meto mano a mi prima y las dos terminamos follando juntas

No estaba planeado nada de lo que acabó pasando, pero cuando mi prima apareció por mi nuevo piso, no pude evitar meterle mano y vi como ella me seguía el juego. La cosa poco a poco fue subiendo de tono y al final, estrené mi nuevo hogar con una follada lésbica inolvidable, en la que llegué varias veces a correrme gracias a esa lengua tan juguetona que tiene la muy golfa.