Mi madre me pide que la complazca

Desde que se separó de mi padre, mi madre se siente muy sola. Así que paso mucho tiempo con ella, charlando y contándonos anécdotas. Pero según ella, lo que más echa de menos, es el sexo. Así que, para que se quede contenta durante un tiempo, decido follármela en mitad del salón y así saciar su apetito sexual.