El morbo por su hijastra termina con los dos follando duro

Desde que se casó de nuevo, este tipo no puede evitar sentir un morbo especial por su nueva hijastra, una joven rubia que le pone muy a tono. De hecho se aprovecha muchas veces de su inocencia, sobre todo cuando le pide dinero para salir. Cuando eso pasa, le pide que a cambio se desnude y se masturbe ante él. Ahora lo ha cogido como costumbre hasta que una tarde, la cosa pasó a mayores y los dos terminaron en la cama follando, donde acabó por rellenarle el chochito de lefa.