Los músculos de su padre la pusieron cachonda perdida

Tras recogerla de sus clases, el padre de esta jovencita quiso darse una buena ducha y tras salir del baño, ella se lo encontró solo con una toalla y luciendo músculos. La chica se quedó de piedra al ver lo en forma que estaba su padre y no pudo evitar meterle mano. El tipo se dejó llevar por el momento y al final, le acabó dando rabo a su propia hija que disfrutó abierta de piernas de un polvazo.