Necesito sexo duro y no dudo en pedírselo al novio de mi hija

Aunque he tenido más de una discusión con mi marido por el trabajo, él sigue dándole prioridad y pasando de mis necesidades. Yo quiero un poco de sexo duro, así que si él no está dispuesto a dármelo, tendré que buscar a otro que me de lo que necesito. Por suerte, mi hija tiene un nuevo novio y una tarde a solas con él, le seduje hasta conseguir probar su rabo en el sofá. Seguramente acabe siendo su suegra, pero yo no podía dejar de pensar en cabalgar sobre su polla dura.