Olvida su estrés tras disfrutar del rabo de su padrastro

Parece que los estudios y tanto examen han provocado algo de estrés en esta jovencita, aunque su padrastro tiene el mejor remedio para relajarla. El tipo empieza a piropearla y una tarde, acaba haciendo que la chica se fije en su paquete y en el empalme que lleva encima. Ella se fija pero no hace mucho caso, aunque al día siguiente no pudo evitar llevárselo a la boca. Más tarde quiso ir un poco más allá y como vemos, terminó disfrutando de un polvazo junto al marido de su madre, que le hizo olvidar sus problemas a base de sexo.