Pierdo al poker y dejo que mi cuñado rellene mi chochito de lefa

Tras quedarnos solos, mi cuñado y yo nos aburríamos y decidimos jugar al poker juntos. Lo que pasa es que jugar solo dos personas era algo aburrido, así que para darle un poco de picante a la partida, cada vez que uno perdía debía quitarse una prenda de ropa. Al final, los dos terminamos desnudos y tras un rato mirándonos, no pudimos resistirnos a tener sexo, donde pude gemir de gusto con sus pollazos, antes de recibir toda su lefa dentro de mi coño.