Pilla en la ducha a su cuñada y no duda en meterle el rabo

Siempre ha habido un cierto cachondeo con su cuñada, pero este tipo jamás se imaginó que fuese a acabar de esa manera. Y es que un día estando en casa de sus padres, quiso usar la ducha para acicalarse un poco y al entrar, la pilló en pelotas. Ella le sonrió y le dijo que si quería podía hacerle compañía, una clara alusión a tener sexo. El tipo no dudó en hacerle caso y al final, terminaron follando como animales sin que nadie se enterase.