La polla dura de mi hermanastro me llevó a follármelo en la cama

Estaba muy cachonda y decidí masturbarme en la cama con mis manos y con un peluche, pero desde la puerta y sin que lo supiese, mi hermanastro estaba mirando atentamente hasta terminar con su polla dura. Durante un rato me quedé dormida y al despertar, me lo encontré sin calzoncillos y con su rabo apuntando hacia mi. Estaba claro que me quería follar y no pude contenerme al verlo así, por lo que le seguí el juego y ambos terminamos dándole duro al sexo.