Prima, menuda polla de plástico tienes

Fui a ver a mi prima y me dijo que tenía una sorpresa reservada para mí. Al bajar las escaleras, comenzó a besarme y noté algo raro en su entrepierna. Tenía una polla de plástico unida a un arnés y no dudó en usarla en mi coño, follándome junto a las escaleras y haciéndome gozar más de lo que un chico es capaz.