Probamos un arnés y varios consoladores en la cama

En cuanto nuestros padres se fueron de compras, a mi hermana y a mi nos dio por meternos en la cama a golfear. Y es que una tarde, pasamos por un sexshop y nos hicimos con unos cuantos juguetitos sexuales, como un arnés y algunos dildos. Quisimos usarlos y como no, lo hicimos juntas y desnudas entre las sábanas, donde dejé que me follase el coño para luego pajeárselo yo misma con los varios consoladores.