Probé el coño peludo de mi tímida prima

Se que mi prima es muy tímida y aun no ha probado el rabo de un chico. Así que ni corto ni perezoso, decido acabar con su sequía y, aunque tenía el coño peludo, no me reprimí lo más mínimo y acabé echándole un buen polvazo para que se corriese de lo lindo.