Que cuerpazo y que polvo tiene mi nieta

Como ha crecido mi nieta, ahora es toda una mujer y además, tiene un cuerpazo. Está tremenda y me pone cachondísimo, tanto que un día empecé a meterle mano, para ver si me seguía el juego. La vi con ganas de probar la experiencia y al final, ambos follamos juntos como bestias.