Quiere demostrarme lo bien que la chupa

En una conversación con mi hermano, me dijo que su mujer la chupa como los ángeles y yo no me lo creí demasiado. Se ve que luego lo habló con mi cuñada y una tarde, apareció por sorpresa en mi casa. Estaba empeñada en demostrar que todo era cierto y sin esperármelo, se me puso de rodillas y se empeñó en comerme el rabo, dejando claro lo bien que lo hace y esperando mi lefada en toda su boca.