Quito las bragas a mi prima para comerle el coño a gusto

No se que me dio esa tarde, pero no pude evitar quitarle las bragas a mi prima y lanzarme a comerle el coño. Ella no me frenó ya que le dio mucho morbo la situación, así que convertimos una simple visita a su casa en una follada lésbica juntas. Nadie se enteró de lo que hicimos y las dos nos dimos un buen atracón de sexo lésbico en su cuarto, donde probamos nuestros chochitos por turnos hasta llegar al orgasmo.