Recojo a mi nieta y acabamos follando juntos en el sofá

Tras recibir una llamada de mi nieta, la recojo después de clase y la llevo a casa, para que almuerce y estudie antes de volver con sus padres. Pero parece que la jovencita no tenía muchas ganas de coger los libros y de hecho, quiso agradecerme mi hospitalidad en el sofá del salón. Y es que la muy golfa terminó quitándose la ropa delante mío he invitándome a follármela, algo que no dudé en hacer y con lo que recordé viejos tiempos.