Sale de la ducha y se deja follar por el marido de su hija

Tras darse una ducha relajante, se fue al sofá para relajarse, pero la madurita se encontró con el marido de su hija leyendo una revista. Pronto la señora se dio cuenta de que el chico la miraba, hasta tenerlo encima curioseando por debajo de la toalla. Notó sus manos sobre sus pechotes y al final se dejó llevar por el calentón, gozando a cuatro patas y recibiendo su lefa en la cara… aunque al poco rato la hija les acabaría pillando in fraganti.