Sexo con mi hermanastra como regalo de cumple

Como no tenía dinero para regalarme nada, mi hermanastra negra apareció el día de mi cumpleaños y me trajo unos globos como regalo. Pensé que era algo cutre, pero había algo más para mí. Y es que la chica se desnudó ante mis ojos y al final, tuve sexo con mi hermanastra negra como regalo y lo agradecí follándole duramente su chochito de ébano.