Sexo oral brutal con la zorra de mi suegra en el sofá

Tras quedarme solo con mi suegra, la muy golfa quiso entretenerme con sexo oral. La señora empezó a contonearse delante mío y acabó sin camiseta mostrándome sus increíbles tetas. Pronto acabó por ponérmela dura y como no, quiso aprovechar para chupármela y demostrarme la experiencia que tiene comiendo pollas. La verdad es que nunca había gozado tanto de una mamada y al final, hasta me dejó terminarla con una corrida facial.