Apareció mi sobrina cachonda y deseando probar mi rabo

Por suerte hoy no tenía que ir a trabajar, pero recibí una visita sorpresa que me dejó atónito. Se trataba de mi sobrina cachonda, que llegó con ganas de probar mi polla y me lo hizo saber nada más verme. Yo intenté no mirar, pero cuando se puso en pelotas a mi lado, el empalme se hizo evidente en mis pantalones. Ella se lanzó a chupármela y luego, no tuve más remedio que follarme su coño con dureza en el sofá del salón.