Ahora que somos milfs, mi hermana y yo golfeamos como nunca

Cuando éramos más pequeñas, siempre fuimos un poco comedidas pero ahora que nos hemos convertido en un par de milfs, mi hermana y yo somos de lo más golfas. Tanto es así que en la última visita que me hizo, ambas terminamos con nuestra lencería más sexy y disfrutando de sexo lésbico juntas. Nuestros maridos no se enteraron de nada y al final, las dos gozamos de unos orgasmos de lo más saludables, mientras nos masturbábamos mutuamente.