A mi suegra le encanta el porno y me pide grabar una escena

Un día, mi suegra tuvo una de esas conversaciones conmigo que me daban algo de vergüenza, y es que al parecer en sus ratos libres ve porno y ahora le ha dado por querer formar parte de una escena. Está claro que su marido no va a querer y por eso, me pidió a mi que me encargase de todo y participase con ella, algo a lo que al final me animé. Así que con mi cámara la grabé desnudarse ante mis narices, antes de meterle la polla con ella abierta de piernas para mi rabo.