Tengo un hermanastro salido y no para de follarme a diario

Todo empezó una mañana en mi cuarto, donde yo aun dormía plácidamente hasta que mi hermanastro salido apareció por allí y me la metió en la cama. No pude pararle y acabé mojadita gracias a sus pollazos, algo que le dio alas y que le llevó a hacerlo casi a diario. Siempre iba a por mi en cualquier situación y yo no podía pararle, ya que esas sesiones de sexo duro con él me encantan.