Termina cachonda y le pide a su hijastro que le haga un favor

Tras llegar a casa de la compra, esta milf se fijó en su hijastro y en el empalme que llevaba encima mientras se echaba la siesta. Ver ese bulto en sus pantalones la puso muy cachonda y decidió meterse en su cuarto para masturbarse. Pero no le fue suficiente con sus dedos y al final, cuando despertó el hijo de su marido, no lo dudó y se lanzó a seducirle hasta convencerle de echarle un buen polvo en el salón.