Tiene una hijastra ninfómana que le pide sexo salvaje

Cada día su hijastra llega a casa tarde y recibiendo miles de mensajes de chicos. Se ve que la jovencita es una auténtica ninfómana, que no puede estar ni un solo día sin probar una buena polla y el tipo quiso charlar con ella del tema. Pero al ver como la chavala se metía en la cama en ropa interior y se abría de piernas, el calentón hizo efecto en él y al final, no pudo evitar cumplir sus deseos y darle duro a cuatro patas mientras ella solo podía gritar de gusto.