Toma vodka con la madre de su mujer y acaba dándole a probar su rabo

Después de sufrir una lesión en el trabajo, este tipo necesitaba algo de ayuda para hacer ciertas cosas, aunque al menos podía mitigar el dolor de su mano con una copa de vodka. Un día quiso invitar a su querida suegra y los dos terminaron bebiendo, hasta que el ambiente se caldeó. Y es que la señora confundió los cuidados del chico con sexo y finalmente, terminó abierta de piernas y pidiéndole sexo salvaje.