Tras unas copas, mi tía y yo acabamos desnudas y follando juntas

Hace poco que me fui a vivir con mi chico, el cual tiene un caserón y hoy quise mostrárselo a mi tía. Lo hice porque siempre me ha apoyado y es como una amiga más, con la que me siento y tomo unas copas mientras charlamos. Fue muy agradable y se mostró muy cariñosa conmigo, pero se ve que el alcohol nos hizo mella. Tanto fue así que al final, no pudimos evitar besarnos y acabar en la cama en pelotas comiéndonos los coños.