Tras la llamada a mi marido, le engaño con su hermano

Con mi marido fuera por trabajo, decidí aprovechar para hacer algo con lo que llevaba tiempo fantaseando. Y es que quedé con mi cuñado en un hotel y al final, le engaño sin dudarlo sobre la cama. Lo que pasa es que antes de hacerlo, recibí su llamada para preguntarme como estaba, mientras su hermano me esperaba en la cama con un empalme descomunal. Mientras le escuchaba por el teléfono, me comí ese pedazo de rabo, para terminar disfrutando del polvazo que me metió y de su lefa en mi boca.