Vamos al huerto de nuestro abuelo y nos lo follamos juntas

Tras ir de visita al campo para estar con nuestro abuelo, nos metimos en su huerto y empezamos a robarle algunas cosas que tenía plantadas. Al final el hombre nos pilló y ya estábamos viendo como nos iba a abroncar. Pero por suerte, no se lo tomó tan mal y entre las dos logramos sofocar su cabreo. Y es que nos pusimos de lo más cariñosas con él, hasta el punto de acabar sin ropa allí mismo y follándonoslo en un trío al aire libre.