Vio los piercings de los pezones de su sobrina y se calentó

Mientras miraban un libro con postres, esta madura se fijó en los piercings que llevaba su sobrina en sus pezones, además de en su coño depilado. La jovencita iba sin ropa interior y llamó su atención, hasta ver como su tía empezaba a meterle mano y a besarla. Ambas zorritas se fueron animando, hasta que al final la joven se lanzó a por el coño de la señora y no paró de lamérselo mientras lograba hacer que se corriese.