Voy de vikinga sexy y logro poner cachondo a mi cuñado

Tras organizar una fiesta temática, yo fui de vikinga y mi cuñado de soldado romano. Se ve que mi disfraz le puso muy cachondo, ya que no paraba de mirarme durante todo el rato. En un descuido y sin que nadie nos viese, acabó echando mano de su rabo y chupándosela, hasta que al final me quité el disfraz y le dejé metérmela al aire libre, en un polvazo que terminó con una buena lefada sobre mis tetazas.